Elige tu propia aventura

 

Tuve la suerte de crecer en los 80, con todas las ventajas que ello conllevaba y que por desgracia mis hijas no sabrían valorar.

Una de las novedades que surgió por aquella época fueron los libros de “elige tu propia aventura”.

Los descubrí por primera vez en la biblioteca de mi pueblo de la que era un visitante muy asiduo.

Ya se sabe, en aquella época no había Internet, ni móviles, ni ninguna otra forma de acceso rápido a la información.

Y cuando querías adquirir algún conocimiento, tenías que desplazarte a una cosa que se llamaba biblioteca, y que muchos niños de hoy en día ni siquiera han pisado 🙂

Eran aquellos libros rojos editados por Timun Mas, con títulos como “Las Joyas perdidas de Nabooti”, “Tu clave es Jonás” o “La Cueva del Tiempo” entre otros muchos.

Mi hermana los detestaba (todavía me lo recordó el otro día), pero a mi me apasionaban.

Seguir leyendo “Elige tu propia aventura”

Anuncios

Mis impresiones del Kindle Paperwhite

Kindle Paperwhite

 

Como este año fui, muy pero que muy bueno, los reyes me regalaron un Kindle Paperwhite.

Nuevamente el servicio de atención al cliente de Amazon deja en pañales a la competencia.

Mi Paperwhite llegó defectuoso (se veían pequeños puntos y halos en la pantalla). Puesto en contacto con atención al cliente y tras realizar las pruebas correspondientes me enviaron uno nuevo, antes incluso de que yo les hubiese devuelto el defectuoso, y en 2 días tenía el nuevo en casa.

Actualmente usaba un Kindle de hace 2 generaciones, que no va a jubilarse (ya que sigue igual que el primer día) sino que ya ha encontrado acomodo en otro miembro de la familia.

Un truco a la hora de ahorrar con los Kindle es comprar todos los Kindle asociados a una misma cuenta, yo ahora mismo tengo 3 asociados, con lo que sólo compro una vez y mis libros los podemos leer 3 personas de mi familia.

Por el momento Amazon no tiene activada la posibilidad de prestar libros entre usuarios en España, pero para variar es imposición de las editoriales españolas, mas que deseo de ellos.

Luego nos quejamos de que hay pirateo del libros …

Al configurar el Paperwhite me di cuenta de que ya tengo mas libros comprados que pirateados, con lo que el argumento de la industria de que el que compra un lector de libros electrónicos luego no compra libros no me vale. Deberían aprender de Amazon y sus rebajas y Kindle Flash , parece mentira pero muchas veces incluso rozas la compra compulsiva por miedo a perder la oferta ;).

Volviendo al tema.

Soy un lector empedernido, y si bien ahora ya no puedo leer tanto como solía hacerlo (2 churumbeles es lo que tiene), si que intento leer en todas las ocasiones en que puedo (transporte público, vacaciones …).

Soy de los que piensa que para leer hay que tener las mínimas distracciones posibles.

He intentado leer con la tablet pero siempre me pasa lo mismo, según voy leyendo me acuerdo de que tengo que consultar una cosa, o leer un correo, o me llega una notificación. Con lo que se me va la abstracción y se me jode la experiencia de lectura.

Hasta ahora cuando quería leer me pillaba mi Kindle, desconectaba de todo y a disfrutar.

Pero cuando llegaba la noche la única opción para no molestar era tirar de tablet con el brillo al mínimo (llámame raro pero la famosa fatiga de la que se queja la gente yo no la noto, se pasan horas frente a la TV y el ordenador sin fatigarse, pero oye si usan la tablet se fatigan 😉 ), de nuevo las distracciones me impedían leer de un tirón.

Con el Kindle Paperwhite ya no tengo ese problema.

Puedo leer sin distraerme y sin molestar a la de al lado ;).

La verdad es que se ve de maravilla, con el brillo a tope parece que estás ante la página de un libro.

La resolución y tipo de letra han mejorado mucho desde la de mi Kindle de hace 2 generaciones.

La interfaz táctil me parece un gran acierto, el poder ver tus libros con portadas (como en el móvil y la tablet) hace la navegación mucho mas fácil.

Sigue siendo tinta electrónica, con lo que no te esperes una velocidad endiablada ni un respuesta inmediata a tus pulsaciones.

Pero cumple perfectamente su función, LEER.

 

¿Merece la pena el gasto extra de 129€?

Depende.

Si sólo vas a leer a la luz del día o con luz artificial con el Kindle de 79€ vas sobrado

Si vas a leer de noche, o haces muchas anotaciones en los libros, o compartes muchas notas en redes sociales, su pantalla y su interfaz táctil compensan el sobreprecio.

Lo lamento mucho por el resto de fabricantes, pero la batalla de libro electrónico está perdida.

Al igual que el reproductor de música portátil por antonomasia era el iPod, el lector de libro electrónico es el Kindle.

 

 

Ya no pirateo como antes

A medida que te haces viejuno te vas dando cuenta de que es mas importante disfrutar del poco tiempo libre que tienes que ahorrar dinero.

Este tipo de cosas cuando eres estudiante y no tienes un duro no te las puedes plantear, pero cuando empiezas a tener tus propios ingresos y vas viendo que el tiempo se te escapa de los dedos acabas apreciendolo en su justa medida.

Como ya comenté en varios posts no estoy en contra del pirateo pero tampoco a favor del pirateo indiscriminado.

El otro día buscando información sobre un problema que tenía mi hermana con whatsapp en iphone me encontré en un foro donde un tipo decía “¿tengo problemas con el whatsapp me podeis ayudar?”, cuando uno de los participantes le preguntó si versión pirata o de pago, el tío le dijo “pirata macho, que no tengo ganas de gastar 0,79€”

Y es que parece mentira hasta que medida llega el racanismo.

Una de las razones por las que Android ha triunfado en nuestro país es por la multitud de programas gratuitos que existen y la facilidad de piratear los que son de pago.

Pero no puedo entender que un programa como whatsapp que te ahorra mogollón de euros en sms no te plantees ni siquiera comprarlo.

Mucha gente que lo pilla gratis sin leer la información de la aplicación ,donde les indican que tendrán que pagar una minicuota anual después de un año, enseguida dicen, “pues si tengo que pagar lo dejo de usar”.

Sin ni siquiera plantearse el ahorro que les supondría ese minigasto, son los mismos que luego no tienen problema en comprar las deportivas último modelo o un modelo de reloj o auriculares superfashion con unos precios excesivamente hinchados.

Igual es que soy informático, pero me jode mucho que no se valore el trabajo de los programadores, sobre todo cuando el precio es justo.

Todo esto viene a colación porque el otro día me di cuenta de que en la radio anunciaban la salida de un nuevo album de uno de mis grupos favoritos, y mi primer impulso fue ir a buscarlo a Spotify, no buscar dónde descargarlo.

Y es que desde que tengo Spotify Premium no he vuelto a bajarme un album, podría hacerlo, pero no le encuentro sentido, puedo tenerlo offline y encima mientras lo escucho mediante su función de radio descubrir multitud de grupos parecidos que me pueden gustar igual o mas que el que estoy escuchando. (así encontré a The Script bastante antes de que sus canciones se pusiesen de moda).

También estoy suscrito a mis revistas en formato digital, aprovechando las ofertas de Zinio puedo suscribirme a las que antes compraba en el kiosko en papel con hasta un 80% de descuento

Doble ventaja, me ahorro espacio para guardarlas (ya me había quedado sin estanterías) y me ahorro tener que esperar a que venga por correo, que normalmente se extraviaba o tardaba bastante mas que su disponibilidad en kioskos (ahora la revista del mes la suelo tener a finales del mes anterior)

Lo mismo puedo decir de los libros

Desde que me compré el Kindle acabé comprando mas libros de los que creía que iba a comprar, ahora no sólo compro los Kindle Flash sino que si veo alguna recomendación y el precio está interesante también lo compro.

De los libros que leí este verano sólo 2 fueron pirateados, y fue por una cuestión de orgullo torero mas que por ahorrarme el dinero.

No me parece normal que me saquen un libro en tapa blanda por 9,59€ y el mismo libro en digital por 9€.

También aproveché la oferta inicial y me suscribí a Wuaki.tv por 4,99€, y sin embargo esta, que es la suscripción mas barata, seguramente sea la que primero abandone, por una razón muy sencilla.

El precio está bien pero la oferta da pena.

Si bien las series las van aumentando las películas no llegan a 300 y encima no todas son muy buenas, mas bien hay mucho truño suelto.

Me sale mas a cuenta ripear mis 500 DVD, dejar que Plex me los organice en la librería y tenerlos disponibles en todos mis dispositivos (TV, Tablet, móvil, PC) en cualquier lugar (si mi conexión tuviese un upload en condiciones y no la mierda de velocidad que dan los operadores españoles sería una opción mas válida aún).

Como dije muchas veces, no me importa pagar si el servicio es bueno.

Estoy a la espera de ver si Amazon consigue doblegar a las distribuidoras españolas y ver que presenta en España junto con el lanzamiento del Kindle Fire HD.

Si presentan una oferta de películas modernas (en USA por ejemplo ya está Thor disponible en Prime de manera gratuita) seguramente me interese el servicio.

Sino me abocarán a la piratería (en mi caso sólo en determinados estrenos porque sigo comprando mucho cine) y no porque no quiera pagar sino porque no quiero que se rían de mi.

Encima con las bajadas de sueldo que venimos sufriendo menos todavía.

Si la cosa no cambia, wuaki.tv triunfará fuera de nuestras fronteras y dentro sufrirá el mismo destino que Youzee que empezó muy bien y se tuvo que rendir.

Luego vendrán los de la industria diciendo que fue culpa del pirateo y no de su inmovilidad respecto a un sector anclado en prácticas comerciales del siglo pasado.

 

Kindle Flash – o como hacerte comprar sin darte cuenta

El otro día comentaba con un amigo que quiere comprarse un iPad, que cuando te lo compras te dices a ti mismo que es un capricho, pero que luego cuando le ves la utilidad que le sacas llegas a la conclusión de que si se te estropeara comprarías otro sin dudarlo, mientras que otros gadgets teoricamente útiles no los volverías a comprar y están cogiendo polvo en un cajón.

Lo mismo me pasa con el Kindle, como ya dije en otra ocasión cuando lo compré mi mujer me dijo “ya estás tu comprando otro de tus gadgets”, luego cuando llegó el verano y lo utilizó vió que no era un gadget mas, sino que era tremendamente útil.

Debo admitir que uso el Kindle principalmente cuando llega el verano (o vacaciones largas) o uso transporte urbano en algún desplazamiento.

Sin embargo si que uso el ecosistema Kindle a menudo. Poder empezar un libro en el Kindle y acabarlo de noche donde lo dejaste a oscuras con el ipad o el iphone (un fallo que el Kindle no lleve luz integrada y las linternas son un coñazo) no tiene precio.

La jugada maestra con el Kindle por parte de Amazon no es poner un lector a buen precio, sino sacar un ecosistema de ventas alrededor del que no te puedes escapar.

Como siempre comento en este blog, trato siempre de utilizar herramientas que sean multiplataforma y que no me aten a una determinada. En el caso del Kindle pasa lo mismo.

Cuando veo que salen otras opciones como el inefable libranda en su día, o el nuevo Google Play Books siempre llego a la misma conclusión, muy bonito pero me ata a una plataforma específica.

En el caso del Kindle eso no pasa, si me compro un libro lo voy a poder leer en cualquier dispositivo: sea un ordenador windows o mac, un ipad o tablet android, un iphone o móvil android, un kindle, etc.

Toda esta diatriba viene al caso porque , como la mayoría, cuando me compré el Kindle me dije, bueno me pillo un lector y luego ya me bajaré los libros por ahí porque paso de pagar una millonada por ellos, y el gasto va a ser mínimo con todo lo que me voy a ahorrar.

Lo dije muchas veces, y sigo en mis trece, no pienso pagar una millonada por un libro electrónico, por mucho que lleguen los editores (como el español que edita Juego de tronos y cobra 43€ por él en papel), y digan que hacer un libro electrónico es carísimo. Parece que nos quieren hacer tontos y no se dan cuenta que no lo somos.

Mi hermana tiene el límite de no pagar mas de 5€ por un libro electrónico, y tal vez hasta 10€ si es una novedad, pero nunca mas.

Y yo no puedo estar mas de acuerdo con ella.

Como Amazon lo sabe, y no es tonto, te mete en sus redes sin que te des cuenta.

Amazon sabe lo que quiere el lector (y que parece que las editoriales no quieren ver), precios justos por buenos libros.

La gente no quiere algo gratis, y quiere recompensar el esfuerzo del autor, pero simplemente no quiere que le timen.

Por esa razón Amazon tiene dos herramientas fundamentales en su tienda online, por un lado la autoedición, que permite que los autores se autopubliquen llevándose ellos todos los beneficios. Si observas el top-100 de libros pagados de Amazon verás que las primeras posiciones siempre las ocupan autores que se autopublican y que tienen precios que nunca superan los 2€.

Por otro lado tiene Kindle Flash.

La idea es muy sencilla, cada día pone a la venta un libro (que suele tener un precio alto) con un descuento brutal, lo normal es que el libro no pase de los 2€ (o incluso menos).

Inmediatamente ese libro pasa a la lista de los mas vendidos porque la gente se lanza a comprarlo en masa.

Para el Autor es una publicidad magnífica (muchos de los Kindle Flash que compré son de autores que no conocía de nada), porque aunque gane menos su audiencia es mucho mas amplia, y puede generar lectores fieles que compren el resto de sus obras.

Y es que luchar contra algo que te sale gratis es muy difícil y los editores no quieren entenderlo.

Por muchas trabas que pongan y muchos intentos que hagan a Internet no se le puede bloquear (no puedes poner puertas al campo). Cerraron Megaupload y el p2p resurgió, intentarán luchar contras los sitios de descarga de libros y saldrán foros como setas donde la gente escaneará sus obras, las revisará y las publicará.

En mi caso los libros que llevo comprados en Amazon podía haberlos encontrado fácilmente en los foros y páginas de descarga, pero como ya comenté en otro post cuanto mas viejo me hago mas valoro mi tiempo, y no me merece la pena perder una hora buscando un libro, comprobando que los enlaces de descarga no funcionan, la edición está mal maquetada o simplemente incompleta.

Si el precio es justo, lo pago gustoso.

Encima tengo la mala influencia de mi hermana que en cuanto ve uno que me puede interesar me lo reenvía y acabo picando.

Al final Amazon consiguió que me gaste un dinero que no tenía pensado gastar, vale que no es mucho, pero si miras el éxito de Apple con la App Store te darás cuenta que siempre es mejor un millón de ventas por 0,79€ que 100.000 ventas por 20€

Y eso parece que aquí en España no les acaba de entrar en la cabeza.

 

Zinio la plataforma de revistas digitales perfecta

Ya había comentado en posts anteriores que tras pelearme con la editorial RBA abandonaba mi última suscripción en papel.

Al final tras probar Kiosko y Mas, la otra alternativa en España,  me decidí por Zinio.

Kiosko y mas está bien, pero la interfaz es pésima, y cada vez que actualizan la aplicación de iOS tienes que volver a descargar todo el contenido que tengas, lo cual es un coñazo, si como yo tienes números sueltos.

Zinio es la plataforma lider en el resto del mundo y por algo será.

Por el momento no hay disponible revistas a través de Amazon en España así que no puedo comparar, pero el servicio que me da Zinio me convence.

Zinio permite disfrutar de tus revistas en las distintas plataformas (como sabrán los lectores habituales de mi Blog una de mis obsesiones es tener disponible tanto mis datos como mis aplicaciones en el mayor número de plataformas posible): iOs, Android, WebOS, Blackberry, Windows Phone, Ordenador.

Dispones de todas tus publicaciones online y en cualquier momento puedes proceder a su descarga para leerlas offline en tu dispositivo u online en tu ordenador.

Aparte de la comodidad de lo digital frente al papel, lo que mas me gusta de Zinio es su política de fidelización.

Empecé con la suscripción a Viajes NG, pero a continuación me mandaron un correo de descuento para otra compra y acabé suscribiéndome a Autofácil, otra revista que compraba de vez en cuando, por 4€ por un año.

Ahora me acaban de mandar otra oferta y pude suscribirme a la revista Fotogramas por 6€ por un año.

Al final revistas  que compraba en números sueltos me salen mas baratas que suscribirme, y los precios respecto a la suscripción en papel pueden llegar a suponer el 80% de ahorro.

Con precios mayores seguramente ni me hubiese planteado su compra y las acabaría leyendo en la consulta del dentista, la biblioteca, o comprando números sueltos que me interesasen. Pero con ofertas el número de suscriptores crecerá exponencialmente.

El otro día lo comentaba con un compañero de trabajo, las nuevas generaciones son digitales, los bancos con ventanilla y trato con el director están condenados a morir (unos antes que otros), los periódicos o se reinventan o mueren (la mayor parte de las noticias, las leo antes en twitter o en algún blog que en la edición en papel), los libros acabarán vendiéndose mas en formato digital que en papel, y con las revistas pasará otro tanto (y eso que España no es un país que se caracterice por la lectura precisamente, salvo que consideremos lectura comprar el Marca 😉 ).

Si como yo tienes problemas de espacio, y tampoco te gusta tirar las revistas, la opción digital es la elección, y Zinio a mi parecer el claro vencedor.

 

Revistas en formato digital

Siguiendo con el tema del anterior post, y sin que sirva de precedente, voy a hablar de la oferta “no del todo legal” (al menos moralmente ya que en España no es delito).

Como ya había comentado los editores españoles no parecen entender que no pueden mantener los precios de papel en la edición digital, y en algunos casos incluso superándolo.

La gente como no es tonta (ni le sobra el dinero) busca métodos alternativos.

Casos como los de Spotify o Netflix demostraron que la gente no es que quiera las cosas gratis, sino que simplemente no quiere pagar de mas por ella, si el precio es justo lo paga gustoso.

En mi caso me iba a dar de baja de Spotify Premium, pero después de probar el modo offline no puedo estar mas contento con el servicio, en casa y el trabajo modo online en el móvil casi todo el tiempo modo offline por el tema de la cobertura.

Desde que lo tengo, no me he bajado ni un sólo album nuevo, lo marco como destacado en Spotify sincronizo offline y a correr.

En el caso de las revistas no hay oferta realmente interesante y la gente acude a métodos dudosos.

Pero es que (como ya había comentado en el otro post) las editoriales españolas ni siquiera se lo curran, simplemente convierten a pdf su publicación y a correr.

No hay contenido interactivo, no hay vídeos, no hay enlaces, no hay valor añadido que te incite a comprarlo.

Para ver un pdf la gente no quiere pagar tanto.

Así que opciones como Youkioske te permiten leer ese pdf a pantalla completa en tu ordenador tanto de las revistas nacionales como de las extranjeras, incluso la prensa escrita, sin pagar un duro y al mismo tiempo que la publicación real.

¿Es lícito? (bastante dudoso), ¿existe alguna alternativa que haga que no merezca la pena? (yo al menos no la conozco)

Espero tu opinión al respecto

Mi última suscripción en papel

Siempre fui suscriptor de revistas.

Mi primera suscripción (o especie de suscripción) fue a la edición americana de Macworld. Cuando era adolescente todos los meses me desplazaba a Oviedo (vivo en un pueblo a 15 km) en tren para coger mi Macworld de una librería especializada (no tenía tarjeta de  crédito ni similar con que poder pagarla) y de paso me compraba mi ración de comics mensual.

Después me suscribí durante años a PcWorld y PcActual, pero según avanzaba Internet me di cuenta que los artículos de las webs especializadas eran bastante mejores que los de las revistas y mas interactivos 🙂

Mi última suscripción en papel era con la revista Viajes National Geographic que edita RBA

La seguía teniendo porque me encantan las fotos que tiene y era transportable, porque para mi (como casi todo el mundo) el momento para leerla eran en mis reuniones con el Sr. Roca 😉

Pero ya andaba bastante mosca con el hecho de que no había ofertas para suscriptores veteranos, eran todas para nuevos suscriptores.

Además, cada vez que venía una guía de viajes con la revista no te la mandaban, sino que tenías que pedirla tu y pagar los gastos de envío aparte (lo que no tiene mucho sentido ya que si la compraba en el kiosko no pagaba ningún gasto de envío)

Cuando cambié de banco me puse en contacto con ellos para darles los nuevos datos y me dijeron que no había problema, que quedaba anotado.

Cual es mi sorpresa, cuando me llega una carta diciendo que me pasaban recibos (a mi antiguo banco) y que no los pagaba así que cancelaban la suscripción.

Como ya estaba pelín mosca dije, bueno que les den….

Pero pasa un mes y tengo un cargo en el nuevo banco por la suscripción, y mientras tanto ya no recibía revistas.

Me pongo en contacto con RBA y me dicen que es que no había pagado y por eso no recibía, les digo que ya me habían hecho el cargo y me dicen que no pasa nada que vuelven a mandarmelo entonces.

Pasa un mes y no recibo nada, vuelvo a ponerme en contacto y me dicen que no tienen el cargo, les mando el justificante, ah bueno, entonces  no pasa nada se la mandamos

Vuelve a pasar otro mes y no recibo revista

Vuelta a ponerme en contacto, que se había estraviado, que me la vuelven a mandar

Vuelta otra vez al mes siguiente , lo mismo que estraviada que me la vuelven a mandar (yo mientras tanto no había recibido ninguna revista, así que según ellos algún cartero la estaba disfrutando 🙂 )

Como ya me cansé les pedí que cancelasen mi suscripción y me devolviesen el dinero ya que no había recibido ningún número.

Su respuesta que sentían las molestias y que no pasaba nada, que me regalaban los números que me habían enviado (tocate los coj…. ¡si nunca recibí ninguno!)

Pasa un mes y no me reingresan el dinero.

Al final  tuve que amenazarles con denunciarles a la oficina del consumidor, y hoy, por fin tengo la transferencia en el banco 🙂

A partir de ahora no mas suscripciones en papel, si me gusta una revista la compraré en kiosko, aunque seguramente me pase al medio digital.

Mi principal problema con las revistas es la falta de espacio, lo cual me obliga a tirarlas después de un tiempo (sobre todo las de coches y tecnología)

Ahora mismo tienes Orbyt, Zinio o Kiosko y Mas para comprar revistas en digital pero plantean el mismo problema que los libros.

Parece que las editoriales no parecen darse cuenta de que no te pueden cobrar lo mismo por la edición en papel que por la digital, los costes (por mucho que vendan motos) no son ni parecidos.

Incluso hay casos sangrantes como el de una revista de coches que cuesta 30 cts mas la edición digital que la de papel (nuevamente tocate los coj…)

Encima los medios patrios ni siquiera se lo curran como los americanos, cuyas ediciones digitales son totalmente interactivas con gráficos, vídeos y enlaces, aquí simplemente generan el pdf y a correr.

Sólo le veo mercado para los que no tenemos espacio, y sobre todo para adquirir números atrasados, que de otra forma te obliga a estar camino del kiosko y esperando meses a que lleguen.

Mientras tanto sigo con mis visitas a Web a través de Flipboard que es la misma experiencia que leer una revista pero encima eligiendo tu el contenido.

Pero hay esperanza, hay publicaciones como Vis a Vis , totalmente gratuita, con un diseño muy moderno e interactivas 100%

Ese es el camino, no digo que hagan las revistas gratis, pero seamos serios, si en papel imprimes, distribuyes, almacenas, etc, en digital no, y el coste es mucho menor por mucho que ahora vendan la moto de que es que el hosting les sale muy caro (ni que fueran megaupload 😉 ).

A ver si aprendemos o seguiremos escuchando es que el pirateo, es que nos abocan al cierre….

En fin, lo de siempre, país de pandereta.