La maldición de las pantallas de móvil rotas

Resultado de imagen de pantalla rota

Siempre soy muy cuidadoso con mis móviles, pero nada impide que tengas un accidente fatal y se rompa por mas que lo tengas protegido.

Lo primero que hago siempre con un móvil nuevo es buscarle una funda y un protector de cristal templado, lo llevo haciendo desde mi primer iphone y hasta el momento no había tenido ninguna rotura.

Es más, no entendía porque la gente andaba con el móvil con la pantalla rota por todos lados, me decía, eso les pasa por no comprarles un cristal templado y no protegerlo bien, pero también hay que ser vagos para no arreglar la pantalla.

Hasta que me pasó a mi, claro está …

En su día me regalaron un Galaxy s7 Edge, soy fan de comprar un gama alta de años anteriores antes de un gama media actual (nota mental, hacer un post sobre el tema), y estaba buscando un móvil que cumpliese mis requisitos que no son muchos: almacenamiento, pantalla y sobre todo cámara.

el s7 edge cumplía todos los requisitos con creces, sobre todo el apartado que para mi hoy en día es fundamental en un móvil, una cámara todo terreno que llevar en todo momento y que saca unas fotos espectaculares.

Y también  tiene una pantalla amoled espectacular con unos colores maravillosos y una curvatura muy chula, hasta que le pones el primer cristal templado.

Esa curvatura hace que los cristales no queden bien pongas el que pongas.

El primero que puse no asentó bien, y se movía metiendo suciedad. El segundo que puse no me reconocía bien las pulsaciones de las esquinas, precisamente por la curvatura. El tercero pareció ser el perfecto, hasta el día que cayó.

Y fue un golpe normal, nada del otro mundo, se te resbala el móvil y lo recoges pensando,  vaya por dios que golpe mas tonto, pero bueno cayó por una esquina, le das la vuelta y “horror”, cristal roto.

Y dices bueno, menos mal que tengo el cristal templado, nada, voy a comprar otro, lo compras quitas el anterior y “mierda” la pantalla rota.

Porque claro, esa pantalla curva tan maravillosa tenía una minúscula zona que no cubría el cristal y que, “casualidades de la vida”, fue justo donde recibió el golpe y de ahí aumentó la rotura hacia el centro.

Y te dices, bueno que se le va a hacer, el móvil tiene un año, funciona perfectamente, la cámara es una pasada, no me voy a gastar dinero en otro con lo que costó este, voy a ver cuanto cuesta cambiar la pantalla.

Y “horror nuevamente”, vas a preguntar cuanto cuesta una pantalla y te dicen 250€, y piensas, no puede ser, como va a costar 250€, imposible.

Buscar por Internet (no es el primer móvil que abro para cambiar baterías, etc) y efectivamente ese panel cuesta 200€.

Y piensas, por 200€ me compro un gama media actual, pero no voy a tener la cámara de este, y miras los gamas altas de años anteriores y te vas a 400€

Y miras en ebay y tu modelo está por 265€ nuevo, así que te olvidas de reparar.

Así que dices, bueno pues como la rotura no impide su uso voy a seguir usándolo hasta que casque del todo, y te conviertes en uno mas de la legión de “pantalla-rotos” que puebla nuestras calles, día si y día también.

Y es que por desgracia la cosa está hecha así, te venden un diseño espectacular todo cristal (que ahora también las traseras son de cristal y el cristal rompe), unas pantallas enormes que se ven que te cagas y picas.

Y luego ese diseño queda siempre oculto por la funda de turno, y el cristal templado de turno , que te impide disfrutar del todo de la pantalla original.

Y piensas, los fabricantes se equivocan, están tirando por diseños extradelgados, todo cristal y la gente lo único que quiere es un móvil que no se rompa y con una batería que les dure, aunque sea a costa de hacerlo mas gordo.

Por eso se venden tanto los móviles baratos, porque piensas para que gastar mucho si va acabar rompiendo, y acabas tirando a la basura un móvil completamente operativo sólo porque se rompió una pieza, y al final queremos cuidar el medio ambiente claro.

Al menos también surgen móviles de gama medio-alta “alternativos” como el Pocophone, con carcasa de policarbonato, que si se rompe tampoco es un trauma (aunque no se si se puede cambiar facilmente), o incluso el recién filtrado Pixel 3 Lite que va a ser todo de plástico.

Lo primero que hice cuando compré el móvil a mi hija (como contaba en el post anterior) fue mirar cuanto cuesta la pantalla, y en ese modelo concreto cuesta 30$ con lo que al menos ella no tendrá que sufrir la fiebre “pantalla-rota” si ocurre un accidente 🙂

Como siempre se agradecen vuestros comentarios para al menos saber que no estoy solo ahí fuera.

 

 

Anuncios

Un comentario en “La maldición de las pantallas de móvil rotas

  1. Aquí esperando tus entradas. Si que lo tienes abandonado.

    Yo soy de móvil barato y lo que dure, funda de carpeta. Ya tiene 2 años si me casca la pantalla se compra uno nuevo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s