La experiencia de compra en Amazon frente a Asus Shop

Amazon

 

Siguiendo con el post anterior, voy a comparar como fue el proceso de compra en Amazon, frente al de la tienda online de Asus.

A fin de diferenciar como deben hacerse las cosas de la manera correcta para el comprador.

 

Como ya comenté en otros posts, soy cliente Premium de Amazon prácticamente desde que salió, por 14,95€ al año puedes tener: gastos de envío gratis pidas lo que pidas (como si pides sólo unas pilas), entrega en 2 o 3 días (si el pedido está en los almacenes de España ya hubo casos en que me llegaron pedidos en un día); y puedes enviar paquetes a direcciones de amigos y familiares sin coste adicional.

Es un servicio genial pero algo limitado respecto a otros países, donde a todo lo anterior, se les añade también la posibilidad de leer libros gratis una vez al mes y ver películas y series online (tipo netflix o wuaki.tv) también gratis incluido en el coste de  la suscripción (aunque en este caso es mas caro).

Sólo con que hagas 2 o 3 envíos al año ya lo compensas.

El único problema que tienen, es el servicio de paquetería contratado con la empresa MRW, y es que como ya expliqué en otros posts dejan bastante que desear.

Paquetes que dicen que intentaron entregar y nadie apareció por tu casa, paquetes con fecha de entrega determinada que luego entregan cuando les da la gana, paquetes que tienen que entregar por la tarde y te dicen que no van y que vayas tu a recogerlo, etc , etc.

En mi caso la solución fue fácil, enviarme todos mis paquetes a mi trabajo, que como tienen que traer paquetes de otras empresas no les queda mas remedio que venir 🙂

Dejando eso de lado (y que Amazon debería remediar cambiando de transportista) el servicio Premium funciona de maravilla.

Cuando compré el Kindle Fire HD (lo reservé en cuanto salió a la venta) me lo enviaron enseguida, y lo recibí un día antes de que se pusiese a la venta.

Tras probarlo y ver que no me convencía decidí devolverlo.

El proceso de devolución es muy sencillo, desde la página del pedido seleccionas el botón de devolución, explicas los motivos por los que los devuelves y te pregunta si quieres llevarlo a correos o que te lo recoja un transportista.

Si eliges un transportista te muestra (y te envía por mail) un pdf con las etiquetas para que las imprimas y las pegues al paquete.

El transportista elegido es UPS (que funciona bastante mejor que MRW), una vez impresas las etiquetas y pegadas, llamas a UPS o pides una recogida a través de su página web.

En mi caso tramité la devolución un viernes y el lunes pasaron a recogerlo.

El Jueves ya tenía un mensaje de Amazon diciendo que habían recogido el paquete y que daban orden para devolver en mi tarjeta de crédito el importe del pedido menos los gastos de envío (en mi caso 7€).

Los gastos de envío los pagas tu si quieres devolver algo porque ya no lo quieres; y los pagan ellos si te lo enviaron defectuoso o algo que no era lo que pediste.

Como puedes ver, querido lector, todo muy rápido, muy sencillo y sin apenas molestias para el comprador.

 

En el otro lado de la balanza tengo el caso de la compra Online en Asus.

 

El mismo día que tramité la devolución del Kindle (el viernes) tramité la compra del Nexus 7 en la tienda de Asus.

Tras el proceso de compra tenía en mi correo el justificante de compra, y en mi tarjeta de crédito la retención correspondiente.

El lunes me mandan un mail diciéndome que para poder verificar que yo soy yo, que tengo que mandarles una fotocopia del DNI escaneada (maravillas de la venta online vamos).

Por un lado no tiene sentido que tenga que enseñar mi DNI en un medio online, porque para eso me voy a un medio físico de compra.

Y por otro tampoco tiene sentido verificar la identidad, cuando mi tarjeta tiene asociado un sistema de compra segura de VISA que requiere, no sólo dar los datos de la tarjeta y el número de seguridad, sino el acceso a una plataforma dónde pide autentificación mediante clave y que VISA determina de ese modo fehacientemente que yo soy yo.

Mandado el DNI el mismo día (y con correo de vuelta de confirmación de su recepción por parte de Asus), espero al martes y nada, miércoles nada (les mando correo preguntando que pasa, que nunca contestaron).

El jueves les llamo preguntando que pasó con el pedido, me dicen que están pendientes de que mande el DNI (me habían contestado en su día que lo habían recibido), les digo fecha y hora de envío y el tío se pone a revisar uno a uno los correos recibidos ese día en la cuenta “genérica” de la empresa (un sistema de gestión de puta madre vamos, revisar a pelo los cientos o miles de correos que reciben en su cuenta genérica).

No lo encuentra, me ofrezco a volver a mandarlo y me dice que espere.

Revisa otro sistema de gestión distinto y me dice, que si, que hace una hora que lo desbloquearon para su procesamiento.

El jueves por la tarde me mandan la factura y me comunican que proceden a enviarlo.

El viernes (hoy) me acaban de mandar el número de seguimiento, y la fecha de entrega, el martes de la semana que viene.

Un sistema de envío maravilloso, sobre todo cuando desde su web anuncian a bombo y platillo que envía en 24 horas desde la recepción del pedido.

Debe ser que en Holanda (dónde tienen la base de la empresa, aunque el dominio sea .es), 24 horas quiere decir 7 días.

Luego se extrañan los comercios online españoles de que la gente compre a Amazon y no les compre a ellos, que encima te meten de gastos de envío casi tanto como lo que compras.

 

Anuncios

Porque devolví mi Kindle Fire HD y me compré un Nexus 7

 

Cuando Amazon presentó los Kindle Fire HDX todos los sitios tecnológicos se lanzaron a analizar el nuevo modelo alabando su pantalla, su procesador de última generación, la memoria, etc, etc….

Pero se olvidaron del Kindle Fire HD, que también se había renovado y bajado su precio a 139€

Perdía elementos como la cámara frontal, el micrófono y almacenamiento, pero ganaba en procesador (lleva el de la versión de 8,9″ del año pasado que funciona bastante mejor) y sistema operativo (basado en jelly bean en vez de ICS).

Amazon también procedió a bajar el precio de la versión antigua a 139€ . Por ese precio obtenías cámara frontal, micrófono, mas almacenamiento; pero un procesador mas lento y una versión de sistema operativo menos optimizada (y sin posibilidad de actualización).

Estuve dudando entre el modelo del año pasado y el de este, y al final me decanté por el de 2013. Me gustaba mas el diseño del nuevo, con la ubicación de los altavoces perfecta (no se tapan si lo pones encima de una mesa) y un borde menor que lo hace mas estrecho.

Sin embargo mirando opiniones en foros descubrí que, de los 8 gigas que trae, te quedan apenas 5 gigas aprovechables, los cuales para el uso que le quería dar (vídeos principalmente) eran bastante escasos. Así que me decanté por la versión de 16 gigas pagando 30€ mas.

Y ahora me preguntarás querido lector, ¿pero tu no eras un fanboy de Apple y el ipad es lo mejor que parió madre?

Si, claro, pero es que lo que andaba buscando era un tablet barato (no chino) para que usase mi hija de 6 años, especialmente cuando no andábamos por casa.

Los tablets mas baratos (chinos, o españoles fabricados por chinos) suelen traer 512 megas (este trae un giga), pantallas penosas (este trae una ips de 1280×800 que se ve muy bien), y altavoces de mercadillo (este trae dolby digital que suena muy bien).

Puedes comprar unos de estos tablets que cuestan 4 duros, pero luego no te quejes de la experiencia de uso.

Independientemente de las características técnicas lo que mas me atraía del Kindle era, por un lado su interfaz, el concepto del carrusel con las aplicaciones mas recientes es perfecto para un niño o una persona mayor sin conocimientos tecnológicos; y por otro lado el control parental.

El control parental del Kindle está muy bien planteado (en teoría)

Puedes asignar cuantas horas puede el niño usar la tablet, tanto para leer libros, como para ejecutar apps, como para ver películas.

Puedes quitarles acceso a compras de apps, navegación web, acceso al correo etc.

Todo esto me atraía mucho, y aunque parezca una chorrada la falta de cámara frontal en una tablet usada por un niño es una cosa positiva de cara a su privacidad.

Hasta aquí todo muy bien.

El problema fue cuando llegó la tablet a casa.

No me interpretes mal, la tablet es una gran tablet.

Responde inmediatamente a los comandos, sin lags.

Ejecuta bien las aplicaciones

Suena muy bien

La pantalla se ve de maravilla (especialmente en la lectura de comics y visualización de vídeo hd)

La interfaz es de fácil manejo, especialmente el acceso a la multitarea (desplazando el dedo desde la parte derecha de la pantalla).

Como fallos visibles que detecté: la ubicación de los botones de control de volumen y de encendido-apagado. Al estar en la parte trasera nunca los encuentras y tienes que dar la vuelta a la tablet (si o si) para poder acceder a ellos.

Pero el principal problema que encontré en su uso fue el control parental.

Todo lo que mostraba en la web en inglés de Amazon no está disponible en español.

Ni puedes controlar el tiempo de vídeo, ni de aplicaciones, ni tienes un perfil para el niño.

Cuando activas el control parental simplemente introduces una contraseña y decides a que va a tener acceso y a que no.

El problema es que no crea un perfil para el niño y otro para ti, con lo que si quieres usar en un momento dado la tablet, para consultar el correo o para ver una web, te pide introducir la clave de desbloqueo, pero al introducirla desactiva por completo el control parental, obligándote a volver a definir nueva clave cada vez que lo quieras activar.

Ese no era el control parental que buscaba.

Por otro lado, y aunque es subsanable está el problema de la cantidad de Apps

Amazon ha decidido seguir el modelo de Apple creando una tienda de Apps propia e impidiendo el acceso a la tienda de Google Play.

Esto tiene la ventaja de que las Apps, al tener que ser aprobadas previamente por Amazon, son muy seguras y hacen lo que te muestran en la descripción (sin malware ni virus de ningún tipo) pero presenta el inconveniente de que la cantidad de apps es muy reducida, y que no todos los desarrolladores sacan una versión específica para Kindle.

Además me encontré con que aplicaciones, que se presentaban como “edición kindle fire”, que  cuando te ponías a descargarlas, te decía que no eran compatibles con tu dispositivo, con lo que se reduce la lista mucho mas.

Si a eso añadimos que mi ecosistema online se mueve en el entorno Google (mas que en el entorno Apple) y que no tienes acceso ni a google+, ni a google drive, ni a google maps, ni a gmail, ni a chrome, de manera nativa; la cosa se pone mas chunga todavía.

Buscando por foros encontrarás formas de instalar estos programas bajándote apks de ellos y de los servicios de identificación de google, pero no funcionan del todo bien y provocan que otros programas dejen de funcionar (en mi caso Plex no funcionaba, fundamental para los vídeos que ve la peque).

No es que los programas disponibles en el Kindle sean malos, el cliente de correo funciona muy bien, y el navegador silk ha mejorado mucho.

Pero si quieres acceder a esos servicios de Google tienes que hacerlo a través de aplicaciones de terceros, que muchas veces no dejan de ser accesos a la interfaz web.

También tienes posibilidad de hacer root al terminal, e instalar la google play (pero con el modelo actual todavía no se ha conseguido).

Para rematar, el rendimiento 3d deja bastante que desear (algo que ya sabía de todos modos), pero es que no pude ni ejecutar los benchmark de rigor para ver cual tenía, porque o bien se colgaba, o se negaba a ejecutar.

Para acabar de fastidiarlo todo, me encontré con que desde Asus sacaban una oferta que te reembolsaba 30€ en dinero (no en descuentos ni similares), si comprabas un Nexus 7 de 32 gigas de la generación anterior.

Mirando en la web de Fnac te puedes encontrar con que un nexus 7 de 32 gigas (con gps, cámara y micrófono que este no trae) te cuesta 199€, con la oferta de Asus te queda en 169€ (lo mismo que me había costado la kindle fire hd de 16 gigas).

Así que al final decidí devolver mi Kindle Fire HD a Amazon (en otro post cuento la aventura) y comprar un Nexus 7.

El principal motivo de comprar la Nexus y no otro modelo de Samsung o similares es porque soy un fanático del android puro, y aunque se que siempre puedes migrarlo a otras tablets, no tengo tiempo para andar con experimentos, y quiero encender y empezar a usar, sin quebraderos de cabeza.

Pero como soy un culo inquieto, me dediqué a revisar todas las ofertas existentes en los distribuidores oficiales de Asus buscando la mas barata (la oferta sólo vale para compras realizadas en: Carrefour, Eroski, mediamarkt, Worten, Fnac), y de paso en la tienda de la web de Asus.

Y ahí encontré que, en la sección de productos reparados (Apple también tiene una sección donde puedes encontrar productos reparados con las mismas garantías que uno nuevo y a bastante menor precio), tenían el nexus 7 de 32 gigas con opción 3G por 189€.

Y al final me decanté por este modelo para poder dejar de usar el 3G del móvil en tethering cuando ando fuera de casa, y así no gastar batería de mas en el móvil y en la tablet.

Estoy esperando su llegada y contaré en otro post como lo veo.

Ahora me dirás, ¿para que compras un modelo ya descatalogado?.

Pues muy sencillo, para el uso que va a tener el tablet: visualización de vídeos, libros y comics, navegación por internet, algún juego ocasional; el tablet del año pasado cumple de sobra.

Además manejándolo un niño, no es lo mismo el disgusto que puedes tener por que se le caiga un tablet de 135€ (en mi caso algo mas), que uno de 235€ (en caso de kindle fire hdx y nexus 7) o 329€ en caso de ipad mini.