Google puede acabar con Dropbox y Sugarsync de un plumazo

Debo admitir que he sucumbido por completo al Gran Hermano Google.

Mi dependencia de sus servicios es total y absoluta.

Ya comenté en posts anteriores que para mi Gmail es indispensable, y sería una de las pocas cosas por las que pagaría si dejase de ser gratuito.

En el trabajo tengo todo implementado con Google Apps y móviles Android.

Por ahora sólo tengo 2 cosas que no dependen de Google, mis fotos y mis datos en la nube.

Mis fotos ya pasan a ser de Google, como ya expliqué en un post anterior me cambio de Flickr a Google+.

Lo que no había comentado es que una de las principales razones era la compartición de fotos entre mi familia.

En Flickr les resulta muy difícil descargar albumes completos o acceder a los mismos posteriormente si no es a través de los enlaces que les mando

Con Google+ no les pasa eso porque todos tienen cuenta de gmail y están acostumbrados a manejarlo, y además al usar picasa en el escritorio les descarga las fotos de forma automática  tanto a sus macs como a sus pc.

Al empezar mi migración de fotos (por ahora voy por el año 2006 y avanzando) me encontré ante una tesitura.

Si subía las fotos a 2048 px como máximo, no me ocupaba espacio y podía subir sin problemas. Si las subía a tamaño original si me ocupaba espacio y sólo tenía 1 giga gratuito.

Por ahora no me había encontrado el problema porque mi cámara antigua trabajaba a esa resolución, pero según vayan subiendo las fotos de la cámara nueva ya tendría problemas de espacio.

Podría decidir bajar la resolución, pero mi intención no es sólo compartir sino además poder tener un backup online y que mi familia se pueda descargar las fotos por si quieren hacerse copias.

Decidí investigar las opciones de almacenamiento de pago de Google y me llevé una sorpresa.

Son realmente baratas.

Por 5$ al año te dan 20 gigas

Por 20$ al año te dan 80 gigas

Por 50$ al año te dan 200 gigas

Por 100$ al año te dan 400 gigas

Por 256$ al año te dan 1 tera

 

Esos gigas se comparten entre Gmail, Picasa y Google Docs, y se añaden a lo que tienes de forma gratuita.

De tal forma que si contratas los 80 gigas (yo decidí elegir esta opción que sale a 17€ al cambio y creo que por el momento me sobra) tendrías 87 gigas en gmail, 81 en picasa y lo mismo en google Docs.

El título del post es que pueden cargarse a Dropbox y Sugarsync y si lo piensas friamente tiene sentido.

Por ahora se limitan a permitir subir ficheros a Google Docs, pero si desarrollan una herramienta de sincronización (a esos precios) se cargan a la competencia.

En Dropbox 50 Gigas son 99$ al año

En Sugarsync 60 Gigas son 99$ al año también

Por ese precio tienes 400 gigas en Google.

 

Mi opinión es que Google debería comprar Sugarsync que no está tan implantada como Dropbox y adaptarla a sus servicios.

Si tiene una opción buena de sincronización integrada en sus servicios la gente dejará de usar otros.

Siempre resulta mas cómodo tenerlo todo junto que desperdigado, aún a costa de vender tu alma a gran hermano.

Cierto es que tienes la opción de Skydrive de Microsoft con sus 25 gigas gratuitos, pero yo lo sigo encontrando limitado en cuanto a funcionalidades, y lo veo como un sistema simple de Backup. Además de estar muy centrado en hotmail que apenas uso ya (salvo para que las notificaciones de Facebook no me vuelvan loco 😉 ).

En mi caso esos 25 gigas gratuitos no me servirían porque todas las fotos que subiese contarían para el espacio de almacenamiento (y actualmente tengo una librería de 113 Gigas).

En el caso de Google eso no me pasa porque mis fotos antiguas no están contando para el espacio de almacenamiento (ya tengo todo el año 2004 y 2005 subido y todavía no he usado nada de la cuota).

Podría seguir usando espacio ilimitado de Flickr o Photobucket pero su integración deja bastante que desear y su interfaz es bastante farragoso.

Al final mi espacio necesario no es tan grande y pagar 1,4€ al mes por él tampoco me parece un gasto excesivo.

¿Y tu que opinas sobre el tema?

 

 

Anuncios

Adaptando Plex al castellano

Definitivamente Spain is different 😉

En España tenemos la manía de traducir los títulos de las películas a nuestra manera.

Unas veces con acierto (por ejemplo yo prefiero el título “El Crepúsculo de los dioses” que el original “Sunset Boulevard”), pero la mayoría de las veces no.

Die Hard se tituló como Jungla de Cristal (Crystal Jungle), y tenía algo de sentido, porque la primera se desarrollaba en un rascacielos, pero la segunda ya fue en un aeropuerto así que ya me dirás tu que jungla de cristal tenías, mas bien jungla de maletas.

Todas las películas de Leslie Nielsen se tradujeron como “… como puedas” aunque no tuviese nada que ver su título (la última moda de las comedias es poner “… de pelotas” al final 🙂 ).

Todo esto viene a cuento porque aunque Plex estuviese en inglés y me mostrase las películas en inglés no me importaba, por la carátula veía visualmente cual era.

Pero el problema vino cuando mi hija me pidió una película específica de las 420 que tengo sin ver.

Me pidió “Tiana y el sapo” y me pasé buscando por tiana, sapo, toad, etc, hasta que me di por vencido, y me fui a imdb a ver cual era el título original.

El título en inglés es “the princess and the frog”

Así que me decidí a investigar un poco si habría posibilidad de mostrar las películas en castellano y con caratula en castellano en vez de en inglés.

Los metadatos Plex los saca de varias fuentes, una de ellas es Freebase, una base de datos abierta de películas (imdb al ser de amazon no da su api a terceros para su explotación, y para mi eso es un error).

En teoría en Freebase puedes configurar para que el idioma de preferencia sea el español, pero en la práctica la mayor parte te las muestra en inglés.

Investigando un poco encontré que gracias a que Plex admite Plugin, un voluntario había hecho uno que permitía recuperar las películas de Filmaffinity (una web sobre cine en castellano).

Así que ni corto ni perezoso me lo bajé y lo instalé (en mac simplemente es ejecutar un pkg).

Una vez ejecutado configuré plex para que su primera fuente de metadatos fuese filmaffinity volví a actualizar la biblioteca.

Ahora ya tengo mis títulos en castellano y con la carátula en castellano cuando es posible, y cuando no lo es en inglés.

Pero ya puedo buscar “La Gran Aventura de Winter el Delfín” (The Great Adventure of Winter the dolphin) cuyo título original es “Dolphin Tale” 😉

O la película “Criadas y Señoras” (maids and madams podría ser su traducción) cuyo título original es “The Help”, vamos, clavada la traducción 🙂

Plex – Media Center para Windows, Linux, Mac, iOS, Android y Apple TV

Si hay algo que no me gusta de Apple es su manía de querer recortar la potencia de sus equipos.

En su día la gente inició el jailbreak para meter funcionalidades a su iPhone que a Apple no le daba la gana meter. Las cámaras del iPhone original permitían grabar vídeo según sus especificaciones pero Apple nunca quiso dar esa funcionalidad, por poner un ejemplo.

Lo mismo me pasaba con el Apple TV, lo compré principalmente para hacer streaming de vídeo desde mi Iphone o Ipad y poder verlo en la Tv.

Pero el resto de sus funciones nunca me interesaron, la música apenas la escucho a través de la TV, y las fotos, que sería su otra función mas interesante, es desesperante lo lento que cargan si son albumes grandes (ese es un problema que Apple debería mejorar).

No acababa de entender como un equipo con el mismo procesador que el iphone 4 sólo podía hacer de puente entre mi Mac y mi iphone para reproducir vídeo sin hacerlo directamente.

Así que me puse a investigar el mundo del jailbreak del Apple TV y llegué a la conclusión de que si quería sacarle partido tenía que liberarlo y meterle un Media Center

Me decanté por Plex y estoy encantado

Plex es un fork de XBMC multiplataforma

Su función es muy sencilla, mostrarte de manera gráfica todo el batiburrillo de series y películas que tienes en tu disco duro.

Como buen Tío Gilito, no hago mas que acumular y acumular (no llego a tener cajas de zapatos con DVD como mi hermana pero por ahí ando).

Ahora mismo tengo 370 películas sin ver y mas de 100 series.

Podrías decir que soy un piratilla, y tal vez en cierta forma lo soy, pero en mi caso una vez que la veo si me gusta la compro (como me pasó con Gran Torino, Un gangster para un milagro, etc).

Lo que no voy a hacer es comprar (o alquilar) la mierdecilla de Linterna Verde para descubrir que no vale nada, la vi 15 minutos y no pude aguantar mas (mi mujer y yo tenemos la teoría de los 15 minutos, si en 15 minutos no nos llega a enganchar la quitamos y a otra cosa)  🙂

El funcionamiento de Plex es muy sencillo

Instalas en tu Mac o PC el módulo Server y le indicas donde tienes las películas y dónde tienes las series de TV.

En el caso de Mac también te pregunta si quieres que analice tu música de Itunes y tus fotos de iphoto o Aperture.

Una vez completado el proceso, en el que obtiene los metadatos de Internet, ya puedes empezar a usar el cliente de Plex.

Tienes cliente para PC (Windows, Linux y Mac) que te muestra a pantalla completa todas tus películas, series, música y fotos. Lo puedes manejar con el mando a distancia de tu Mac o PC o con los cursores.

Si tienes un iMac de 27″ hace que el ordenador se convierta en tu smart TV particular 🙂

En cada película te muestra su carátula (si no la encuentra te muestra un fotograma elegido al azar) y el título de la misma (en inglés claro está).

Cuando accedes a ella te muestra información de la sipnosis de la misma, la duración, la calidad de imagen y sonido, etc

También te muestra la valoración de los usuarios e imágenes de Fans u oficiales como fondo de escritorio.

En el caso de las series incluso te reproduce su sintonía cuando accedes a ellas 🙂

 

Automáticamente te muestra los subtítulos.

Todo ello manejado desde tu mando a distancia.

Para completar puedes obtener el cliente móvil IOS o Android (de pago 3,99€ en el caso iOS) que te permite ver en streaming  las series y películas.

Tras probar que podía hacer streaming desde el iPad (aunque claro está reduciendo la resolución a la del iPad) me decidí a investigar como podría instalarlo en el Apple TV y sacarle realmente partido al aparato.

Tienes muchos tutoriales por Internet de como hacerlo, aunque tendrás que tener unos conocimientos técnicos un poco avanzados ya que casi todo se hace vía consola de terminal.

Como ya dije hace tiempo, aunque soy informático y podría dedicarme a cacharrear, valoro mucho mi tiempo y no tenía gana de andar pegándome con comandos, precompilaciones, etc.

Así que busqué la solución fácil.

La solución mas fácil que encontré la proporciona la empresa Firecore y se llama ATV Flash

Es una solución de pago (23€) pero te quita muchos quebraderos de cabeza.

Por ese precio te da actualizaciones de la aplicación durante un año y si pagas un poco mas durante 3, o por algo mas de por vida.

De por vida no tiene mucho sentido, dada la manía de Apple de dejar de dar soporte a los productos tras pocos años (antiguamente no lo hacían y era una cosa que les diferenciaba de la competencia).

El proceso es muy sencillo.

Compras la aplicación y te mandan al correo un enlace (de una sola descarga) con el programa tanto para Windows como para Mac

En el dmg te viene las instrucciones de instalación (realmente sencillas)

Sólo te indican que previamente tienes que realizar el jailbreak (aunque también te indican como)

Para ello te ofrecen (gratuitamente) la aplicación Seas0nPass que te realiza le jailbreak unthetered de tu Apple TV

Muy sencillo también

Descargas la aplicación, la ejecutas y conectas tu Apple TV mediante un cable microUSB al Mac.

Ella se encarga de descargar el Firmware, realizar una versión personalizada, actualizarlo y restaurarlo en Itunes sin ningún tipo de intervención por tu parte, todo automatizado.

Una vez acabado te pide que vuelvas a conectar el Apple TV al televisor y ejecutes el Apple TV Flash

El programa se conecta wireless con el Apple TV y se instala.

Una vez instalado (y tras el consiguiente reinicio) te muestra un nuevo menú desde el que puedes instalarle los extras.

Puedes incluir un navegador web (para ver las páginas en tu TV), gestores de RSS, El Tiempo, un gestor de Archivos etc

Y el cliente Plex.

No es tan potente como el de escritorio pero la verdad es que funciona muy, pero que muy bien.

Te hace streaming a resolución original y con el sonido original 5.1 si tienes un receptor compatible.

Además permite hacer streaming a 1080p (cosa que el Apple TV que yo tengo no soporta de manera nativa, el nuevo si).

Te guarda los puntos en los que dejaste la reproducción para poder verlos al día siguiente, te muestra los últimos que vistes, los últimos que añadiste, etc

Vamos que se convierte en tu Videoclub piratilla 🙂

Otra cosa que tiene Plex y que me encanta es la posibilidad de realizar Streaming fuera de casa

Simplemente creas una cuenta en Myplex (de manera gratuita) e introduces los datos en tu servidor Plex, desde ese momento instalando el cliente en otro equipo (o en tus dispositivos portátiles) puedes acceder a todo tu contenido multimedia y hacer streaming del mismo allá donde estés.

Un salvavidas fundamental cuando la peque te pide ver una película concreta en Pantalla grande (que en el teléfono se ve muy pequeño dice  🙂 )

Creo que hay clientes también para Smart TV de LG y Samsung pero como soy pobre no tengo una de esas moderneces y no lo he podido probar.

Si alguno tiene que lo pruebe y me lo cuente

Lo dicho una aplicación fundamental que va directa a mi lista de imprescindibles.

 

 

La Tenada – Illas – Para quedar con hambre

Lo dije muchas veces y me reitero, como en el norte no se come 🙂

Hoy volví a un bar típico asturiano, La Tenada, en el concejo de Illas

Ya había estado en otra ocasión con mi cofradía tecnológico-gastronómica y esta vez repetí experiencia con la familia.

La Tenada es un bar atípico dentro de lo típico

Se trata de un bar de pueblo donde lo que prima es la comida casera.

El aforo está siempre lleno, tienes que reservar con 15 días de antelación si quieres poder disfrutar de sus manjares.

Aunque se trata del típico sitio donde te quedas con hambre 😉

Me explico:

Según entras en el bar lo primero que te encuentras es un cartel que pone “hoy de menú lo de todos los días”

Es decir, que no esperes tener un menú para elegir porque no lo hay, hay lo que hay, y es lo que se come 🙂

De primero te ponen Pote de Verdura asturiano con su compango (chorizo, morcilla y tocino), y si ven que lo acabas te vuelven a traer para que repitas.

Después te traen un larguero de lomo de cerdo con huevos fritos y patatas

Otro larguero de picadillo de cerdo

Y otro de callos

Y pasan a preguntarte si quieres repetir de algo 🙂

Cuando ya piensas que te tocan los postres, van y vuelven a la carga.

Larguero de cordero con patatas

Larguero de carne asada de ternera con patatas

De postre , postres caseros: arroz con leche y tarta de frixuelos (una especie de crepes que se hacen en Asturias) rellenos con arroz con leche y compota de manzana

Para rematar : orujo de hierbas, orujo y orujo con miel.

Pan, Vino, casera y agua

Total 21€

Vamos como dije al principio como para salir con hambre de allí 🙂

 

Hotel Berna Milán – Cuando el servicio es lo primero

Normalmente no suelo hacer post sobre hoteles, sino que lo hago sobre todo un viaje y luego comento hoteles.

Pero en el caso de este hotel voy a hacer una excepción.

Cuando el año pasado empezamos a planear las vacaciones decidimos hacer un viaje con toda la familia (9 personas) por toda Italia en coche.

Puestos a organizar había 2 opciones:

1) Ir a una agencia de viajes y que se encargasen de todo, con el consiguiente sobrecoste que supone.

2) Organizarlo todo por nuestra cuenta.

Como mi mujer y yo habíamos hecho el mismo viaje durante nuestra luna de miel ya nos conocíamos los sitios, así que decidimos optar por la segunda opción (la verdad es que nuestras vacaciones desde hace años las organizamos así).

Una vez elegidos los lugares a visitar: Roma, Florencia, San Gimignano, Siena, Lucca, Volterra, Pisa, Venecia, Verona, Milán

Tocaba elegir hoteles

Para ello nada mejor que Tripadvisor , la web de hoteles dónde la gente deja su opinión (real) y sus fotos (también reales) sobre como están los hoteles, que servicios ofrecen, que tal los desayunos, las habitaciones, el servicio, la ubicación, etc

Para casi todo el viaje elegimos hoteles de Best Western, que siempre estaban céntricos y conocíamos la calidad de los mismos.

Para Milán necesitábamos un hotel que estuviese en el centro y cerca de los medios de transporte ya que hacíamos noche antes de coger el vuelo barato de vuelta.

Al final nos decantamos por hoteles en la zona de la estación de tren (a la que llegábamos desde Venecia, por cierto un lujo viajar en tren por Italia) y con parada de autobús para el aeropuerto.

Revisando Tripadvisor el hotel mas recomendado (en aquellos momentos era el hotel recomendado número 1 de Milán) era el Hotel Berna.

Era un Hotel pequeño llevado por una familia desde hacía varias generaciones y a buen precio (los hoteles en Italia no son baratos precisamente).

Así que decidimos realizar la reserva directamente con ellos.

Desde el principio todo facilidades, una vez realizada la reserva te dan acceso a su página web donde puedes decidir que tipo de almohadas, champús y ropa de cama quieres tener en tu habitación, así como las bebidas que quieres que haya en el minibar (las no alcoholicas son gratuitas).

El desayuno incluido según todos los comentarios era espectacular , incluso tenían un bol de M&M (que se lo pregunten a mi hermana que se le hacía la boca agua 🙂 ).

Todo parecía perfecto.

Sin embargo unas semanas antes de iniciar el viaje, el director del hotel me escribió un correo diciendo que iban a realizar reformas y que, aunque su intención era mantener el hotel abierto, se habían dado cuenta de que molestaría demasiado a los inquilinos así que decidían cerrar.

Tras las consiguientes disculpas me ofreció reembolsarme el dinero, o tramitar ellos directamente la reserva con otro hotel cercano manteniendo los mismos precios y servicios contratados.

El hotel propuesto era el Andreola , y dado que ya no quedaba mucho tiempo y también tenía buena pinta, acepté.

El nuevo hotel no estaba tan bien como el Berna (las habitaciones aunque muy amplias podían ser mas modernas) pero cumplió su función de estancia de una noche  y tomamos una cena con el menú del chef que será recordada durante años  por todos los comensales 🙂

La sorpresa fue al llegar al hotel Andreola, en cada una de nuestras habitaciones había un paquete de bombones y una carta de disculpa del director del Hotel Berna por las molestias causadas.

La verdad es que me sorprendió gratamente (dado que no tenía ninguna obligación) y les mandé un correo de agradecimiento al volver del viaje, que inmediatamente me contestaron indicándome que para ellos lo principal era el servicio al cliente.

Hoy, día de mi cumpleaños, me encuentro con un correo del Hotel Berna.

Suponía que sería la típica publicidad de ofertas pero me equivocaba.

Mi sorpresa fue que se trataba de una felicitación de cumpleaños y un enlace a un pdf para poder acceder a las recetas de las tartas y galletas que preparaban en el hotel como regalo 🙂

¿Increible verdad?

La verdad es que, como ya dije, no tenían ninguna obligación, ni siquiera llegué a ser cliente suyo, pero estos detalles se agradecen, no cuestan mucho y hacen que el boca a oreja se propague como la espuma.

Yo tengo claro que si algún día vuelvo a Milán me alojaré en ese hotel sin dudarlo.

Para ese hotel su calificación en Tripadvisor es muy importante, dado que se realiza directamente por sus clientes, y siempre contestan a los comentarios que allí se hacen dando explicaciones, si son negativos, o agradeciendo los comentarios positivos.

Ya podían aprender muchos hoteles españoles de lo que es el servicio al cliente la verdad.

 

Abandono Flickr

Llevo usando Flickr desde hace mucho tiempo.

Me gusta la fotografía, y aunque no soy buen fotógrafo (mi mujer es bantante mejor que yo), la verdad es que de vez en cuando me sale alguna que otra salvable.

Cuando me di de alta en Flickr buscaba principalmente un sitio donde poder tener una copia de seguridad de mis fotos por si se producía un desastre tremendo y las perdía todas (40 gigas de fotos son una perdida demasiado importante).

Además buscaba un sistema que me permitiese compartirlas fácilmente con mis familiares o con los lectores del blog.

Durante mucho tiempo cumplió su función pero con algunos fallos.

Por un lado su diseño fue puntero en su momento pero según fueron pasando los años se fue haciendo cada vez mas y mas viejo.

El otro día leía que, en Internet, una cosa pasa de moderna a vintange en un suspiro y es verdad.

Otro problema que siempre tuve con flickr es que me facilitaba guardar una copia pero en caso de desastre iba a tener que ponerme a recuperar fotos una a una, o a tirar de alguna aplicación de windows porque para mac no había forma de bajarlas en bloque.

Creo que flickr tuvo su momento y que por dejadez murió de éxito, seguramente lo acaben vendiendo y lo compre otra compañía por su base de usuarios principalmente.

Después de mucho buscar creo que he dado con la solución que me permite prescindir de Flickr, la verdad no es por el dinero (24$ al año no me parece caro para nada), y como suele pasar cuando te deja la novia la respuesta es “no eres tu, soy yo“.

Se anuncia para dentro de unas semanas una actualización de Interfaz, pero el problema no es la interfaz, sino las funcionalidades que no se añaden.

Un ejemplo es la aplicación para móvil, realmente da pena, lleva muchas versiones y sigue presentando el mismo problema, como tengas muchos albumes de fotos lo llevas claro, se lía y te mezcla fotos o directamente no te muestra todos los álbumes.

La solución es recurrir a aplicaciones de terceros, pero tampoco tiene mucho sentido.

Con la aparición de facebook la gente que tenía las fotos en flickr para compartirlas fue abandonándolas en favor del primero.

En mi caso no me convence el sistema de facebook porque te obliga a compartirlas con todo el mundo, cuando hay fotos o albumes que no te apetece compartir con todos, y además redimensiona las fotos (quiero poder descargarme mi foto original, aunque la mayor parte de las veces me baste con la resolución web).

Puestos a seguir buscando encontré 500px ,un servicio muy pero que muy chulo, pero centrado sobre todo a mostrar tus mejores fotos al resto del mundo.

Tampoco me servía este sistema para todo lo que andaba buscando aunque aproveché para seleccionar las que para mi se salvan y publicarlas 🙂

Otro de los grandes mencionados era photobucket.

Lo estuve probando y la verdad es que está bien, ofrece mas o menos lo mismo que Flickr con cuenta free y pro al igual que flickr, pero no tan limitada la cuenta free como flickr, además tiene un límite de 10 minutos para los vídeos frente a 90 segundos de flickr. Sin embargo el que esté en inglés (las personas con quien comparto no manejan el idioma) y la publicidad invasiva me echa para atrás.

Por último le di una última oportunidad a Picasa

En su día usaba mucho Picasa, pero me encontré con el problema de que con un giga de espacio no podía subir mis fotos a resolución completa, y tenía que bajarlas mucho de resolución para poder subirlas. Al final creaba albumes sólo con una selección de las fotos para no ocupar espacio.

Desde la salida de google+ se han ido añadiendo servicios al sistema y el último ha sido picasa

Añadir una foto a google+ no ocupa espacio de almacenamiento, además puedes subir imágenes a resolución completa y los círculos de google+ te permiten compartir las fotos y los albumes con quien realmente quieres.

Además la aplicación móvil funciona muy pero que muy bien.

Otra ventaja es la integración con la aplicación Picasa de ordenador, puedes subir albumes desde ella o descargarlos a otro ordenador si quieres.

La aplicación para Mac se integra con iphoto con lo cual puedes exportar las fotos sin problemas desde ella.

Esto me lleva a plantearme que el verdadero gran hermano no es Microsoft sino Google 🙂

Toda mi información importante está en Google, y mis servicios indispensables residen en sus servidores 🙂

Si mañana se convirtiese en servicio de pago sería de los pocos en los que aceptaría sin problemas, tengo ya demasiadas cosas con ellos y la edad (hoy hago 38 tacos) me hace volverme un pelín vago 😉

Y tu, ¿que sistema de almacenamiento online usas para hacer backup y compartir tus fotos?

Espero comentarios que últimamente casi no tengo 😦