Toy Story 3

toy story

Ayer vi Toy Story 3, y la fui a ver como la recomendaba su director en formato IMAX 3D.

Cuando voy a ver una peli en 3D (la primera fue Polar Express) siempre salgo con la misma sensación, que fuerzan los planos para resaltar el efecto 3D y dejar con la boca abierta al espectador aunque no tenga mucho sentido el plano. Luego la ves en 2D cuando la emiten en TV o en DVD y los planos cantan mucho.

Esa sensación me pasó con Avatar, me pasó con Alicia en el País de las Maravillas, pero no me pasó con Toy Story 3.

Como siempre recuerdan en sus entrevistas la gente de Pixar, su principal preocupación es el argumento, no los efectos, por tanto si piensan que un plano puede distraer la atención del argumento no lo ponen.

En esta peli esta máxima se cumple, hay planos 3D, algunos espectaculares, pero en general pasan desapercibidos precisamente por el maravilloso argumento que tiene la película.

¿Es la mejor de las 3?

No lo se, lo que si se es que es la mas oscura y adulta de la trilogía.

Fui a ver la peli en familia: con mi hermana, mi suegra, mi mujer y mi hija de 3 años. A todos nos encantó.

La peque llevaba queriendo ir a verla desde que vió el anuncio en TV, porque ya había visto una y otra vez las otras dos en el iphone y le encantaban (bueno, le encanta todo lo de Pixar), cuando empezó la peli supe que se lo iba a pasar muy bien, pero según avanzaba el argumento hubo escenas que me hicieron pensar que se me iba a echar a llorar asustada en algún momento, pero una vez mas me sorprendió y disfrutó de la peli de principio a fin.

Tengo ganas de que se estrene en DVD para poder verla en versión original, el momento de Buzz Lightyear hablando en español en la versión inglesa tiene que ser apoteósico. Además quiero comprobar si uno de los muñecos es Totoro.

Como siempre digo las pelis de dibujos son una disculpa de los adultos para llevar a los hijos y disfrutar mas ellos que los peques.

En este caso se cumple al 100%, la peli trata sobre cómo nos hacemos mayores y vamos dejando atrás los momentos de la infancia casi sin darnos cuenta. Luego te viene la nostalgia y echas de menos esos momentos a lo largo de tu vida según creces y te vuelves adulto, en mi caso veo los anuncios de los clic de playmobil y me acuerdo de mi barco pirata, veo el blandiblub en un escaparate y me acuerdo del asco que le daba a mi madre….

Si hay algo por lo que destacan en Pixar es el hecho de que no han crecido, siguen siendo niños y por eso conectan tan bien con ellos, la escena inicial de la película lo resume todo, lo que para un niño es una escena de acción con efectos especiales para un adulto es simplemente un niño moviendo juguetes y hablando con distintos tonos de voz.

Lo dicho un 10 de película, no dejes de ir a verla.

La verdad, la vida de niño se echa de menos: sin preocupaciones, sin disgustos, sin hipotecas, sin tragedias familiares, sin malicia, sin malos rollos, sin preocupaciones laborales. Sólo jugar con tus juguetes y tus amigos y disfrutar del verano.

Aunque luego miro a los niños de hoy en día y mi parte de abuelo cebolleta sale a la luz, y me da impresión que cuando yo era pequeño era mucho mas feliz jugando en la calle al balón y no volviendo a casa hasta que anochecía, que los niños de ahora con su ipod, dvd portatil, psp, nintendo ds y demás parafernaria que los aisla de uno de los pocos momentos de su vida en los que van a ser felices totalmente y que por desgracia dura mucho menos de lo que ellos piensan ….

Anuncios

Calibre

calibre

De un tiempo a esta parte me estoy volviendo un poco vago a la hora de acarrear con cosas.

Antiguamente siempre iba con el móvil, el mp3 (discman en su día), un libro, etc, etc

Ahora intento llevar lo menos posible y me llevo únicamente el Iphone.

Las pocas veces que viajo en transporte público lo hago en tren, tiendo a marearme con facilidad así que evito el autobús, además el tren me permite leer sin problemas mientras que el autobús me hace echar la papilla sin mucho miramiento.

La ventaja del iphone (o cualquier smartphone Android) es que puedes usarlo para lo que quieras: si un día te apetece puedes echarte una partidilla en el trayecto, otro día ver una peli, otro día escuchar música, otro día leer…

Este último caso es el que va relacionado con el post.

Se que los lectores de tinta electrónica son la solución perfecta para leer, pero implicaría llevar otro aparato y es lo que trato de evitar, así que uso la pantalla de mi iphone para leer y la verdad es que al ser trayectos cortos no noto fatiga en la vista ni ninguna cosa parecida achacada a leer en pantallas retroiluminadas.

Para leer suelo usar Stanza, aunque últimamente estoy dándole una oportunidad a Ibooks, que tiene una presentación de los libros mas elegante y que formatea mejor los párrafos a mi modo de ver.

A la hora de leer un libro lo normal sería que pudiese comprarlo online y leerlo donde quisiese, por desgracia en España parece que a las editoriales no les entra esto en la cabeza, y la única manera de adquirir un libro es acudir a Libranda (plataforma recién estrenada) y buscarlo, para luego tener que ir a una de las tiendas físicas online asociadas y volver a buscarlo, para a continuación tener que descargarlo y darte cuenta que trae tanto DRM que sólo puedes leerlo en el ordenador o los lectores que ellos quieran.

Por tanto, quieras o no, la única forma que tienes es recurrir al pirateo si quieres leer algo que no sea una obra maestra de siglos pasados.

Hasta aquí podrás decir, ya pero es que estás cargándote el trabajo del autor, y bla bla bla.

Te voy a poner mi caso, no voy a ser hipócrita, tengo varios libros electrónicos descargados que no poseo, pero también tengo otros que si tengo en papel.

En mi caso actual voy leyendo cuando tengo un rato “La mano de Fátima” que me regaló mi hermana en su día.

Como no quiero andar cargando con el tocho en papel, cuando no estoy en casa lo leo en el iphone, y luego actualizo el marcador en papel 🙂

¿Es eso ilícito?

A mi modo de ver no.

Para poder hacerte con el libro tienes distintas opciones: descarga directa, foros, webs especializadas, que te lo pase un amigo, etc.

Lo normal es que te lo encuentres en formato .doc o .pdf.

Cualquiera de los dos los puedes leer en el móvil, pero te encuentras con el problema de que pasar de página y avanzar por el texto es bastante engorroso.

Para ello lo mejor es usar un programa como Calibre, que te permite transformar esos ficheros a formato epub o a otro formato standard, e incluso puedes paginarlo directamente para tu dispositivo, o dejarlo en una configuración por defecto para poder leerlo sin problemas en todos.

El proceso es muy rápido y te permite incluso llevar un control de tus libros transformados.

Otra funcionalidad interesante del programa es la posibilidad de suscribirte a distintas fuentes de noticias y que te descargue y transforme las noticias y artículos de las distintas fuentes automáticamente. Tienes fuentes de todo tipo: revistas de informática, revistas de variedades, periódicos, etc.

Como suele ser habitual en mi, recomiendo el programa tanto por su utilidad como por estar disponible en las tres plataformas: Windows, Mac y Linux.

Elige la tuya y descárgatelo.

Lo dicho un programa que merece mucho la pena y de gran utilidad para lectores asiduos.