Impresiones sobre el Iphone

iphone

Ahora que ya llevo un tiempo usando el teléfono ya puedo dar una opinión sobre el mismo.

Inicialmente me había planteado comprarme un ipod touch para dar retiro a mi ipod photo de 40 Gbytes, pero me conozco y si lo hubiese comprado la mayor parte del tiempo se quedaría en casa o en el coche, no me gusta llevar muchos trastos encima; y los hombres a diferencia de las mujeres no tenemos el socorrido bolso para meter todo lo imaginable, aunque últimamente está muy de moda el bolsito masculino, salvo en vacaciones no soy muy dado a usarlo.

Así que al final me decidí por un todo en uno como el iphone, y la verdad es que no me arrepiento para nada. Es mas, como me comentó un amigo, una vez que te acostumbras si no lo tienes cerca lo echas de menos.

El teléfono tiene un hardware que sin ser lo último de lo último cumple de maravilla. Porque su potencia es otra, su Sistema Operativo y el software desarrollado para el mismo.

El iphone ha cambiado mi forma de tratar al teléfono, con todos mis teléfonos anteriores, si bien los usaba con funda, los trataba como a mis llaves, si los había que dejar encima de una mesa lo dejaba sin miramientos, con el iphone dado su precio escandaloso y su pantalla táctil enorme la cosa ha cambiado y me sorprendo a mi mismo dejándolo delicadamente en cada sitio o mirando si la pantalla sigue impoluta 🙂

Por otro lado está el tema de Internet, en mi antiguo nokia intentaba navegar cuando tenía alguna emergencia, pero el navegador penoso que trae (con opera la cosa mejora pero poco) y su minipantalla hacían que la mayor parte de las veces desistiera en el empeño.

Con el iphone la cosa cambia, multitud de sitios están adaptados al iphone (inclusive este humilde blog), y sino lo están su pantalla y su función de zoom hace que puedas navegar como si estuvieses en tu ordenador, con las limitaciones propias de la plataforma pero con relativa comodidad.

En cuanto a su función de ipod debo admitir que, si bien los controles táctiles son cómodos, prefería la click wheel de mi antiguo ipod, y el tipo de letra utilizado no contribuye a la comodidad de uso, el iphone (y el ipod touch) está orientado a la navegación por carátulas, si lo tienes a cierta distancia (como cuando vas en coche) las letras que utiliza te hacen difícil determinar que artista y que canción estás escuchando, bien es cierto que tienes una función de reconocimiento de voz que te permite preguntarle que suena, pero esa no es la solución. En un iphone se hace mas indispensable todavía el tener todas tus canciones con sus tag correctos y con sus carátulas correspondientes.

Los mapas son algo que no creías que tuviese tanta aplicación hasta que lo usas, poder ir a cualquier lugar y localizar en un pis-pas cualquier comercio o calle no tiene precio, y si encima es una ciudad grande poder usar street view para ver la calle con imágenes reales, hace que el perderse resulte casi imposible 🙂

Cómo teléfono cumple, pero con cosas extrañas, como el no poder borrar sólo las llamadas perdidas obligándote a borrar todas las llamadas (perdidas, recibidas, enviadas), incluso el móvil mas sencillo tiene esta función.

Luego está el cachondeo del bluetooth, cada vez que alguien te ve el teléfono y te escucha una canción o ve una foto o un vídeo que tienes te dice, pásamelo por bluetooth, y se te queda cara de tonto diciéndoles, no es que no funciona el bluetooth para transferencia. Y la respuesta siempre es la misma, un móvil tan avanzado y no tiene eso? … Existe una aplicación para esto disponible mediante cydia (aplicación equivalente al app store con esteroides, disponibles si lo liberas) llamada ibluetooth pero no he conseguido hacer que funcione.

Respecto al tema del desbloqueo, es algo que debes hacer si o si, por un lado está el tema de poder usarlo con otro operador, que si no lo haces no te lo permitirá, y por otro ciertas aplicaciones muy útiles que Apple no ha permitido estar en la App Store por tratar cosas que a ellos no les gusta que se toquen.

En mi caso tengo como fundamentales: Calendar Lock (que te muestra tus entradas de Calendario en la pantalla de bloqueo) y SbSettings, que te permite activar y desactivar funciones (bluetooth, 3g, wifi, …) o matar procesos y liberar memoria.

Respecto a la batería no dura tan poco como la gente dice, te puede aguantar un día o día y medio si desactivas las cosas que no usas (3g,wifi,etc) y sólo las activas en el momento que las necesites. Parece poco tiempo pero es que se nos olvida que tenemos un móvil que ya no es un móvil sino un miniordenador que dispone de una pantalla muy grande y con mucha luminosidad y que incluye funciones que requieren gran potencia de cálculo e influyen en la batería.

Mi consejo, llevar un cargador en el coche siempre y así no te verás pillado nunca.

Las fotos y los vídeos son una gozada en el iphone, la pantalla tiene la resolución y el tamaño justo para disfrutar de una cómoda visualización, y si te compras el cable correspondiente lo puedes disfrutar en pantalla grande a resolución suficiente.

La única pega es el tener que transformar tus divx a mp4 para poder reproducirlos, sigo pensando que esto es una equivocación por parte de Apple pero seguramente los estudios de cine se le echarían encima si se les ocurriese activarlo. Aún así siempre tienes formas de saltártelo, existe una aplicación maravillosa llamada Air Vídeo que te hace streaming de todos los vídeos que tengas en tu ordenador en cualquier formato (divx,xvid,mkv..) al iphone de manera automática y sin saltos ni interrupciones, incluso dispone de la opción de hacer streaming por internet y poder disfrutar de tus vídeos estés dónde estés por wifi o 3g (cuidado con esta última que se t e puede disparar la factura con tanto tráfico).

Ahí reside la clave de la fuerza del iphone, el software, tienes software para cualquier cosa que se te ocurra, y cada día sale nuevo software que supera al anterior. Juegos con unos gráficos geniales para un móvil, aplicaciones extraordinarias tipo shazam (que te permite determinar que canción estás escuchando en cualquier sitio con sólo orientar el móvil hacia los altavoces), editores de gráficos, aplicaciones financieras, etc, etc.

Los precios no son excesivamente caros, 0,79€ de media y merece la pena pagar por ellos. Tienes opción de no hacerlo fácilmente (y en mi caso para probar alguno que otro lo he hecho), pero no resulta muy ético, más si cabe después de asistir a unas jornadas sobre programación de iphone dónde el ponente nos indicó que quitando impuestos, la cuota de Apple (se lleva un porcentaje de cada aplicación vendida), etc, para el programador que vende una aplicación a 0,79€ le quedan limpios únicamente 0,20€. No voy a dar lecciones morales sobre el pirateo, pero no me parece que pagar 0,79€ o incluso 3 o 4€ por un juego de 300 megas con gráficos geniales sea tanto.

Tampoco entiendo que aplicaciones como Tomtom y otros navegadores te cuesten tanto como te costaría el navegador con su hardware incluido cuando a ellos su desarrollo no les supone unos costes tan grandes, pero siempre tienes distintas opciones de distintos precios. Por ejemplo el diccionario Collins para tu iphone te cuesta 19€ pero si buscas un poco verás otros diccionarios tan buenos como ese que incluso incluyen juegos de frases habladas en 2 idiomas por 1,59€

El sistema de instalación no puede estar mas optimizado, bien desde tu iphone o desde tu ordenador buscas la aplicación, te identificas, la pagas si es de pago, y te la descargas, inmediatamente se instala en tu teléfono y está disponible sin necesidad de mas líos. En mi nokia no instalé mas de 2 o 3 aplicaciones por lo difícil que era encontrarlas y lo engorroso que era instalarlas y gestionarlas.

Lo dicho, por ahora estoy muy contento con el teléfono y en próximos post me centraré en los programas imprescindibles a mi modo de ver, y en una minicomparativa con la plataforma Android.

Seguiremos informando.

Hedy Lamarr Actriz-Inventora

hedy lamarr

Como cinéfilo de pro que soy (que no entendido en cine que es muy distinto), siempre me ha llamado la atención la vida que llevaban las estrellas de Hollywood al margen de los papeles que representaban, y sobre todo lo distintos que eran respecto a la gran pantalla, o como en algunos casos incluso superaban a sus personajes.

Burt Lancaster trabajó de trapecista en un circo, James Stewart pilotó bombarderos sobre Alemania en la II Guerra Mundial, Errol Flynn vivió mas aventuras fuera que dentro de la pantalla (boxeador,marinero,…).

Y de todos uno que me llamó la atención fue Hedy Lamarr

Un día preguntando a mi hermana por Cyd Charisse (las piernas mas bonitas de los 40), me equivoqué de nombre y dije Hedy Lamarr. Mi hermana, que es la realmente entendida en cine de la familia, me corrigió y me dijo el nombre correcto; y me contó la historia de Hedy Lamarr, inventora además de actriz y belleza de la época, lo que ella no sabía era que había inventado exactamente.

Me puse a investigar y resulta que si no fuese por ella ahora mismo no tendríamos redes Wifi, o quizás funcionasen en un modo completamente distinto o se hubiese inventado mucho mas tarde.

Durante la II Guerra Mundial Hedy que había abandonado Austria antes del inicio de la guerra, ideó junto con su marido de entonces un sistema que permitiese que los misiles fuesen difícilmente detectados mediante cambios continuos de frecuencia, por desgracia su invento requería de elementos electrónicos que no existían en la época y su patente quedó almacenada por el ejército, posteriormente con el avance de la electrónica el ejercito americano volvió a retomar su invento y lo utilizó durante la crisis de los misiles de Cuba mediante un sistema de boyas ratreadoras.

Su aplicación civil mas conocida son las redes Wifi actuales, que funcionan mediante conmutación de frecuencias para evitar que las señales de dos equipos choquen entre si en las transmisiones.

Si no hubiese sido por el invento de esta estrella de Hollywood el mundo sería muy diferente y seguramente yo tendría mi casa llena de cables coaxiales 🙂

Para el que domine la lengua de Shakespeare recomiendo el artículo de la Wikipedia en inglés, como suele ser habitual mucho mas extenso que su homólogo en español.

Cómo mejorar el rendimiento de Windows Vista en 5 cómodos pasos

xp vs vista

  1. Compra un disco externo y haz una copia de seguridad de todos tus datos
  2. Reinicia el ordenador
  3. Introduce el disco de Windows XP
  4. Sigue los pasos de instalación
  5. Restaura la copia de seguridad

🙂

Hacía ya tiempo que tenía gana de meterle mano al ordenador de mi padre, un portátil de última generación diseñado para Windows Vista pero que casualmente con Vista se arrastraba. Como seguía en garantía no podía hacer nada, pero recientemente ha finalizado la garantía, así que ni corto ni perezoso seguí los cómodos pasos anteriores y violá, ordenador nuevo.

Y es que es vergonzoso que un sistema operativo tan antiguo como XP le siga dando sopas con ondas a la última tecnología de Microsoft.

Ahora me dirás que podía esperar a Windows 7, y la verdad es que tras probar una beta la cosa promete, pero prefiero esperar a que salga un service pack antes de instalarlo en ningún ordenador. Así que mientras tanto el ordenador de mi padre tira con Windows de maravilla, como recién salido de fábrica.

Además en diciembre se pasa a Mac y así casi tengo completa la migración maquera de casi toda la familia que ha supuesto una reducción en horas de soporte de 100 a 0 🙂