De aquí a la eternidad

de aqu a la eternidadDebo confesar que acabo de hacer trampa y modifiqué sin avisar mi lista de mis 100 favoritas y es que después de ver este gran clásico no podía pasar sin incluirla en mi top 100.

De la película solo conocía la famosa escena en la que  Burt Lancaster y Deborah Kerr están besándose en la playa mientras los alcanza una ola… Escena imitada hasta la saciedad y parodiada por ejemplo en Aterriza como puedas.

Me la había recomendado mi hermana y mi gran amigo cinéfilo Álvaro, y cuando miraba las recomendaciones de mis almas gemelas en FilmAffinity siempre aparecía entre sus recomendaciones.

Así que un día que me perdí por el fnac aprovechando que estaba tirada de precio 9€ me la compré para poder verla tranquilamente. Por este precio el pirateo no merece la pena, además en este caso tienes el como se hizo y otros documentales, no hay excusa.

Luego me tocó pelearme con mi mujer, en cuanto le digo hoy toca clásico y encima en blanco y negro se le ponen los pelos como escarpias, es broma, luego al final le gustan casi tanto como a mi.

Para quien no sepa de que va la historia gira en torno a una base americana en Hawaii justo antes del ataque a Pearl Harbor, aunque pueda parecer que va a tratarse de otra peli mas de guerra nada mas lejos de la realidad. La historia se centra principalmente en las historias de amor de sus personajes y sus miedos y odios.

Por un lado tenemos a Burt Lancaster interpretando al Sargento Milton Warden, soldado valiente de los que gustan a los yankees, héroe en distintas batallas pero que no ha ascendido por su desprecio hacia los oficiales, es mas su capitán es un completo inepto que se dedica a largarse de putas en vez de atender la base, momento que aprovecha el amigo de la sonrisa mas blanca de la historia del cine para liarse con su mujer interpretada por Deborah Kerr. Como me comentaba mi mujer mientras la veíamos hay que ver como han cambiado los ideales estéticos, la Kerr era un sex symbol de la época pero para los cánones actuales seguramente sería un pelín demasiado ancha.

Por otro lado está la historia del soldado Robert E. Lee Prewitt, interpretado por Montgomery Clift , un soldado con unas convicciones muy firmes al que hacen la vida imposible por negarse a boxear en el equipo de la base, acabará enamorándose de una prostituta, interpretada por Donna Reed que para quien no la conozca era la mujer de mi adorado James Stewart en el clásico navideño Que bello es vivir.

Tenemos también a Ernest Borgnine, un secundario de lujo interpretando al sargento de prisiones cabrón.

Y también se pierde por ahí en un papel tragi-cómico a Frank Sinatra, para mi lo mas flojo de la película, pero tampoco lo hace tan mal la verdad.

No cuento mas para no destripar el final.

La película tuvo 8 Oscars muy merecidos.

Así que si os gusta el cine donde los díalogos y las actuaciones tienen mas importancia que los efectos especiales o el guapito de turno no dudéis en bajarosla, o incluso comprarla, no es una inversión tan grande.

Ya me contaréis si os gustó.

1 thought on “De aquí a la eternidad”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s